Bacalao A La Riojana Receta De Mi Abuela

Mientras que se pocha la cebolla escurrimos bien el pimiento y lo cortamos en tiras de un centímetro de grosor aproximadamente. Cuando la cebolla ya esté bien pochada añadimos el vino, subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol. Ahora añadimos el tomate frito, la hoja de laurel y algo de pimentón dulce. Removemos y dejamos cocer unos diez minutos a temperatura media. Cuando el sofrito esté listo incorporamos a la sartén las tiras de pimiento colorado asado y el jugo que hayan soltado. Condimentamos el conjunto y cocemos unos 5 minutos más.

Todo ello se refleja en su gastronomía que, además de ofrecer al viajero la oportunidad de probar vinos de gran calidad, asimismo se ha visto muy influenciada por sus zonas vecinas, adaptando los platos con ese toque de exquisita facilidad tan típico de esta zona. En la actualidad, todavía es muy común encontrar bacalao salobre en casi todas las tiendas de alimentación de España. Durante varios años, y aún hoy, hubo aun tiendas dedicadas de forma exclusiva en venta de bacalao salobre, seco o fresco, que se conocen como bacallanerías. 1 Secamos realmente bien el bacalao con papel de cocina y lo pasamos por harina; Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y en el momento en que esté caliente freímos el bacalao enharinado solo hasta que se dore un poco, entonces lo sacamos de la sartén a un plato y lo reservamos. Existen muchas clases de pescado y muchas salsas para lograr cocinarlos.

Receta De Bacalao Con Patatas

Apagamos el fuego y dejamos que se termine de cocer con el calor residual. Servimos el bacalao a la riojana en el instante, acompañado de sus salsa y mucho pan para mojar. Ponemos al fuego una sartén con un poquito de aceite del que hemos usado para freír el bacalao y cuando esté ardiente agregamos el ajo y la cebolla picados. Agregamos un poquito de sal y pochamos durante unos diez minutos o hasta que la cebolla se vea translúcida.

Es importante manejar bien los pimientos para quitarles el amargor y utilizar una aceptable salsa de tomate. En la Edad Media, estaba prohibido comer carne los viernes antes de la Cuaresma. De esta forma, la multitud sustituía la carne por el pescado al que podía entrar.

Bacalao A La Riojana

Cambiamos el agua cada 6 horas, precisamente, durante 48 horas. Transcurrido este tiempo solo tenemos que chorrear el bacalao, secar y ahora lo disponemos listo para usar en nuestra receta. Un truco para comprobar a fácil vista que las patatas están hechas es fijarse en sus esquinas. Si los bordes presentan un aspecto redondeado ahora están tiernas y en su punto.

bacalao a la riojana receta de mi abuela

En las zonas del interior de la Península Ibérica, el bacalao era entre los pocos pescados que se podían consumir, puesto que el transporte de pescado fresco se hacía impensable con las escasas opciones de conservación. El bacalao era un pescado barato que soportaba muy bien las condiciones de transporte en el momento en que se salaba y secaba. Una vez desalado, es el momento de ponerse a la faena en la cocina. “Empezamos realizando una base de ajo y cebolla, bien pochaditos. Luego, de forma directa, le echamos los pimientos del piquillo, los pimientos secos choriceros y el tomate natural, no elevado. Que se vaya haciendo despacito la salsa”, señala. Introduce los lomos de bacalao y cocínalos a fuego suave a lo largo de 5-6 minutos por cada lado.

Las Mejores Recetas

Lo pasamos por harina y lo freímos en una sartén. Lo ubicamos en un plato y lo reservamos. Ponemos una sartén al fuego con un tanto del aceite donde hemos dorado el bacalao y sofreímos el ajo, añadimos la cebolla picada y dejamos pochar unos diez minutos a fuego bajo hasta el momento en que esté blandita. Bacalao a la Riojana – La receta de mi abuela. Añadimos los lomos de bacalao a la sartén, lo cubrimos con algo de la salsa, tapamos y cocemos a fuego suavísima en el transcurso de un par de minutos.

Si te ha quedado muy espeso puedes añadir un poco más de agua. Si, por contra, el guiso de ha quedado bastante caldoso, puedes machacar ciertas patatas y añadirlas nuevamente; de esta manera se espesará. Incorporar también el pimentón y el pimiento choricero.

Bacalao a la Riojana – Receta de mi abuela. ¿Qué visitante de La Rioja puede resistirse a evaluar sus enormes guisos, elaborados con habas o alubias de caparrón? Estos platos son únicos y utilizan alubias que no fueron absolutamente secadas. El cerdo, símbolo de la cultura cristiana, siempre ha convivido con los riojanos, así sea como animal salvaje o de granja. La presencia musulmana en la España peninsular dejó su huella en esta región, los riojanos tienen un gran gusto por el cordero. Ambos géneros de carne son muy populares, aunque los platos de pescado tienen una fuerte competencia.

En esta categoría podrás ver como se hace y con distintas técnicas de cocina. Si te gusta comer pescado bien cocinado, estás en el lugar conveniente. Lamina los dientes de ajo y corta 1 cebolla en dados. Rehógalos en una cazuela con un chorrito de aceite.

Cuando estén con transparencia, añadimos los dientes de ajo picados y el pan desmenuzado. Cuando esté dorado, agregamos la carne del pimiento choricero, la salsa de tomate, le damos unas vueltas y añadimos el agua y algo de sal. Dejamos que la salsa se cocine a fuego medio a lo largo de unos 20 minutos. Mientras que levantamos y secamos bien el bacalao, lo enharinamos sacudiendo el exceso y marcamos las rodajas durante un minuto por ambos lados en una sartén con un poco de aceite. Pasamos la salsa por el pasapurés y la ponemos de nuevo en la sartén, ubicamos las tajadas de bacalao y cocinamos el conjunto durante minutos, va a depender del grosor del bacalao, de manera cuidadosa de dejarlo en su punto y no pasarse. Rectificamos la salsa con sal si es requisito.