Chuletas De Cordero Al Horno Con Vino Blanco

Recuerda darles la vuelta a la mitad de tiempo de horneado. Lo vuelves a meter en el horno, poniendo la bandeja en la parte media durante minutos, hasta que las veas doraditas. Ese va a ser el tiempo en el que están hechas las patatas. Cuando lo tengas listo se lo untas a las chuletas y las dejas de esta forma durante 15 minutos más o menos.

También debes probar el lomo relleno de bacon, aceitunas y huevo y el rollo de carne relleno de jamón y queso. Si te agradan mucho más las recetas de aves, los picantones rellenos al horno quedan muy vistosos en la mesa, aunque siempre y en todo momento puedes recurrir al popular pollo asado al horno con patatas. Cuando las chuletas estén doradas y bien fabricadas sacaremos la bandeja del horno y de inmediato vamos a poder ser útil unos sabrosos platos con nuestras verduras asadas acompañadas de esas deliciosas chuletas de cordero al horno. Entre los platos que más nos gusta en verano -y tambien durante todo el año- es la receta de chuletas de cordero lechal cocinadas a la brasa o a la parrilla, hasta dejarlas bien crocantes.

Provecho De Cocinar En El Horno:

Ideal para acompañar cualquier tipo de carne de pollo, cerdo y ternera. Cuando hayan pasado los 15 minutos, echamos vino blanco y la cebolleta y los ajos cortados sobre la bandeja. Ahora pondremos las verduras en la bandeja del horno.

Para esas personas que no tengan la posibilidad de hacer las chuletillas de cordero, nuestra receta de chuletas al horno es una opción perfecto para gozar en casa de este increíble plato. Horneamos durante 15 minutos en la situación media del horno. Para comenzar a elaborar la receta de las chuletas de cordero al horno lo primero hay que llevar a cabo es plantearse si de guarnición quieres ponerle patatas. Estoy persuadida que estas chuletas de cordero al horno te van a encantar y desearás evaluar otras recetas como la pierna de cordero al horno o la que mucho más se cocina, lapaletilla de cordero, un tanto más pequeña de peso pero con la carne muy jugosa. Como peculiaridad de esta receta me agradaría comentaros 2 cosas importantes, una sobre los valores alimenticias del cordero y otra sobre la manera de cocinarlo al horno.

Paletillas De Cordero Lechal Asadas

Vierte algo de vino blanco y añade una ralladura de limón para darle gusto. Deja marinar las chuletas el mayor tiempo posible. Pelamos y lavamos las patatas y las cortamos en el medio o en cuartos si nos agradan mucho más pequeñas. Ubicamos las patatas en las 2 fuentes, con los ajos picados, las hojas de romero y 60 ml de aceite de oliva, repartido de forma equitativa.

chuletas de cordero al horno con vino blanco

Comenzaremos poniendo una cama de rodajas de patata. Sobre estas pondremos los aros de cebolla, y finalmente agregaremos las rodajas de tomate. Las pones en la bandeja del horno con un poquito de sal y pimienta y un chorrito de aceite y las llevas al horno a 190ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador durante 20 minutos. Escasas cosas hay mejores que un plato de chuletas de cordero bien hechas en el centro de la mesa rodeado por gente importante para ti.

Preparación De Las Chuletillas De Cordero Al Horno

Aconsejamos acompañar las chuletas con una ensalada, la de tomate suele marchar bastante bien, pero si no disfrutas el tomate, puedes llevar a cabo una ensalada al gusto. Por supuesto, las patatas asadas al horno son también un acompañamiento obligatorio para esta receta. Para continuar con la receta de las chuletas de cordero al horno vamos a engrasar la bandeja que utilizaremos para hornearlas. Para esto pondremos un chorro generoso de aceite de oliva sobre esta, y ahora lo extenderemos procurando que la bandeja nos quede bien engrasada, de esta forma lograremos que las patatas no se queden pegadas a la bandeja. Verdaderamente, para los fanaticos del buen comer y del buen beber no existe plato más placentero que un óptimo plato de chuletas de cordero al horno regado con un óptimo vino tinto rodeado de amigos o familia. Coloca las chuletas de cordero en una fuente engrasada con aceite, sal, romero y un diente de ajo picado.

Chuletas De Cordero Al Horno

Las colocaremos en una fuente refractaria untada con la manteca de cerdo, verteremos sobre ellas el jugo de la maceración y las meteremos a horno moderado hasta que estén doradas. Apagamos el horno, ascendemos la bandeja y prendemos el grill para que se doren a lo largo de unos 5 minutos. Aquí conviene controlar prácticamente durante en todo momento porque cada horno es un mundo y a la que nos descuidemos se podrían abrasar o resecarse en demasía.

Repartimos el majado sobre el resto de las chuletillas. Colocamos las chuletillas de forma organizada, apartando las que tienen el ajo y perejil de las que solo están aromatizadas con el aceite de humo, en una bandeja de hornear. Las metemos en el horno calentado anteriormente a 190ºC, dejando que se cocinen durante unos 16 minutos, dando la vuelta a las piezas a mitad de la cocción.

Lo bueno es que si lo dejas en el horno mucho más tiempo del prescrito en la receta, o si la temperatura del horno es un tanto más bajo, todavía nos sale una carne fantásticamente jugosa. Almacena esta receta para hallarla mucho más de forma fácil en el momento en que la desees cocinar. Metemos la bandeja al horno y ponemos la temperatura a 200º C. Las dejamos durante unos 5 minutos aproximadamente. Las chuletas de cordero son un manjar que triunfa en cualquier época del año, sobre todo si se hacen a la brasa o a la parrilla.