Con Que Acompañar El Foie Mi-cuit

Foie fresco en escalopes, flor de sal, pan duro en rebanadas, mermelada de tomate, frambuesas y hojas de hierbabuena para adornar. El foie a la plancha vuelta y vuelta es, para muchos, el manjar más especial, que no necesita ningún tipo de acompañamiento para resultar perfecto. Bastará una migaja de sal y un poco de imaginación para tener listo el plato.

Sin lavar el vaso, ponemos el queso en trozos, 200 gramos de leche, sal y pimienta y programamos 2 min/90º/vel 2. Añadimos la hojas de gelatina escurridas y trituramos 30 seg/vel 6. Vertemos en el molde reservado la mousse de queso colocando el dorso de una cuchara para que no estropee la capa de gelatina con manzana y reservamos en el frigorífico hasta que cuaje. Sin lavar el vaso, ponemos los trozos de foie limpios de venas, el vino dulce, 200 gr de leche, la pimienta y la sal. Agregamos la gelatina escurrida y trituramos 30 seg/vel 2.

Platos Con Quesos Tiernos Y De Untar

Los grandes instantes de un país, una familia, unos amigos, una celebración están relacionados con la cocina, pero más que nada con los grandes productos, como el jamón o el foie. Antiguamente el foie gras se ofrecía al final de la comida, el día de hoy todos disponemos clarísimo que es un entrante o temtempié. El foie a la plancha vuelta y vuelta es, para bastantes, el manjar por excelencia, que no necesita ningún tipo de acompañamiento para ser particular. Va a bastar una migaja de sal y algo de imaginación para tener listo el plato. 200 gramos de foie, 200 gramos de nata líquida, 2 huevos, 2 cucharadas de trompetas de la desaparición en polvo, 10 gramos de azúcar y un poco mucho más para quemar, 4 gramos de sal y aceite de oliva. La sidra, o vinos frescos afrutados también casan perfectamente con el foie mi-cuit, en tanto que de la misma las mermeladas de frutas, aportan una acidez bien interesante en el paladar.

La de frutas del bosque es una de las mucho más tradicionales, ya que el toque graso del foie combina realmente bien con el agridulce de los arándanos, las frambuesas y las moras. Asimismo, entre los acompañamientos agridulces, estamos mermeladas de naranjas, compotas de higos y naturalmente compotas de cebolla y limón. Engrasa sutilmente con el aceite las flaneras particulares, también puedes utilizar un molde grande y después recortar en porciones. Tritura con la batidora el foie, los huevos, el azúcar, la sal y las trompetas de la desaparición . Coloca en un cazo la nata líquida y llévala a ebullición. Cuando comience a hervir, retírala del fuego y viértela sobre el foie, regresa a batir y arroja el resultado en los moldes.

Revela Las Millones De Recetas Sobrantes Con Nuestra App Gratuita

En cuanto empieza a derretirse el foie, añadimos el vino Pedro Ximénez y ascendemos el fuego a fin de que se vaya el alcohol. Un minuto después, bajamos el fuego a la mitad, incorporamos los 150 ml del caldo de ave y dejamos que cueza durante cinco minutos. Para ligar la salsa, agregamos la nata y dejamos que se integre todo a lo largo de otro par de minutos, triturándolo todo seguidamente en la batidora. A fin de que recupere su color natural, en tanto que la batidora blanquea bastante la salsa al meterle bastante aire, retornamos la salsa a la sartén y le damos otro hervor. Pare el foie gras, el contrapunto de sabores y texturas es una apuesta segura. La mejor opción es acompañarlo con una salsa dulce, como mermeladas o confituras.

Es por este motivo que un vino blanco fresco de aguja, cava o champán son una aceptable decisión. Lo primero, cuando presentaremos un foie, así sea como entrante o a modo de picoteo, es templarlo. Dada su textura grasa, al estar en el frigorífico adquiere una consistencia mucho más sólida.

Puedes aceptar o dirigir su configuración en los ajustes. Más información en nuestra política de intimidad. Si tiene un cierto toque afrutado, combina muy bien con un factor graso como el foie o el paté.

Finalmente, recubrimos el foie con la mermelada Helios y con el crocante de almendra. Comenzamos hidratando 2 hojas de gelatina en agua fría. Vertemos los 100 gramos de agua en el vaso de la Thermomix, introducimos el cestillo con las láminas de manzanas regadas con el zumo de limón y programamos 5 min/Varoma/vel 1. Añadimos al vaso el caramelo y las hojas de gelatina escurridas y combinamos 10 seg/vel 2. Cubrimos con las láminas de manzana el fondo de un molde rectangular de 14×22 cm, volcamos el contenido del vaso y dejamos enfriar en la nevera hasta el momento en que cuaje la gelatina.

Después agregaremos de a poco la leche con la nata mezclada, quitando regularmente. Cuando hayamos incorporado toda la leche sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada al gusto y partimos el foie en dados mientras que se cuece la bechamel. Añadimos los dados de foie y removemos, pero solo cuando la masa tenga el espesor deseado.

Sitios De Comidas

Cuece en el horno calentado anteriormente a 180º C al baño maría unos 18 minutos, según el molde y el horno. Pasado este tiempo deja enfriar la mousse y reserva en el frigorífico hasta el día de hoy de ser útil. Dispón la mousse de foie con trompetas de la muerte en los platos y espolvorea un poco de azúcar en la superficie, quema con el apoyo de un soplete de cocina. Acompaña con unas tostaditas, una quenelle de cebolla caramelizada, unos hilos de reducción de Pedro Ximenez y sal de vino. Los bombones crocantes de foie con mermelada de fresa y miel son verdaderamente rápidos y simples de preparar, además de esto se pueden realizar con cierta antelación y guardar en la nevera hasta inmediatamente antes de servir.

Mousse De Foie Y Queso De Cabra Con Manzanas Caramelizadas

Apuntado esto, con espumosos la sintonía es perfecta, así sean españoles o algún champagne francés. En el punto fresco de este género de vinos está la clave, pues ‘limpia’ refrescando la sensación grasa que identifica al foie, lo que anima a seguir comiendo. Pero también irían bien blancos con crianza con cuerpo en la boca por el hecho de que así aguantará sin inconveniente la potencia sápida del micuit. Luego los rosados con determinada entidad tienen la posibilidad de llevar a cabo un óptimo papel, en su caso por contraste merced a la acidez y, en la mayoría de los casos, mayor ligereza. Y no podemos olvidar los vinos dulces, en su caso por la armonía de sabores y texturas, como pasa con los generosos jerezanos. Dependiendo del tamaño de la pieza saldrán 4 o 6, y probablemente sobrará para 2 personas, así que tenemos la posibilidad de dejar las puntas para otra elaboración.

Repartimos una pequeña cantidad en todos y cada vasito antes de servir. Este paso podéis reemplazarlo si tenéis prisa, por una reducción de balsámico de las que venden hechas. Popularmente conocido como foie, la traducción así es hígado graso, cuando charlamos de micuit refiere uno de los artículos elaborados a partir de ese hígado. Dicho “mi-cuit” (o “semi cocido” en castellano) es mucho más conocido que el fresco, si bien está a la par con el foie gras en mantiene, habitual envasado al vacío.