Que Es La Razón Social De Una Persona

En el territorio nacional no pueden existir 2 empresas con exactamente la misma razón social, por lo que esta denominación se convierte en algo único que diferencia a una compañía del resto. En otras palabras, la razón popular de una compañía es el nombre identificativo a través de el cual la misma se puede diferenciar legalmente del resto de compañías. Muchas compañías usan un nombre comercial distinto al de la razón popular para comercializar sus bienes o servicios. Se habla del nombre específico con el que nos marchamos a referir de manera oficial y legal a una empresa, y que la va a distinguir de otras organizaciones. Esa denominación se recoge en el archivo fundacional de la compañía, e identifica a la persona jurídica y a la colectividad del negocio.

Este cambio supone una reforma de los estatutos, por lo que el acuerdo debe de recogerse en escritura pública y también anotarse en el Registro Mercantil. Asimismo hay que comunica el cambio de ración social a Hacienda mediante el modelo 036, y a la Seguridad Popular. La razón popular de una empresa figura en todos los documentos fundacionales, en sus escrituras y en cualquier de sus documentos formales o legales. El término por el que se identifica nuestra compañía a nivel legal.

Debes saber que es una práctica muy habitual y que está permitida legalmente. La razón popular la usan las empresas que toman como nombre legal los nombres y apellidos de alguno de sus asociados. Por consiguiente, es una figura habitual en sociedades colectivas y comanditarias simples. Cuando charlamos de compañías colectivas tanto de tipo civil como de tipo comercial debe figurar el nombre de los socios que la configuran seguido de la abreviatura CIA.

La Razón Popular En La Facturación

Dicha denominación tiene tanto derechos como obligaciones a cumplir. Esto quiere decir, como se comentaba más arriba, que, por servirnos de un ejemplo, el nombre comercial no puede sustituir al de la razón social para la emisión de facturas, ya que no sería válido para la Agencia Tributaria. Este nombre es único y, por consiguiente, exclusivo, en todo el territorio nacional, o sea, ninguna otra persona jurídica puede estar registrada legalmente con ese nombre. En España, así como en cualquier país dotado de una registro fiscal de las actividades económicas de los distintos agentes económicos, toda persona jurídica ha de crear una cuenta legalmente con un nombre.

El nombre social se usa en todas las transferencias y documentos oficiales de la compañía, como, por ejemplo, en facturas, capitales, cartas formales, talones, etcétera. En este artículo explicaremos la diferencia entre denominación social y razón social, dos conceptos muy similares pero no idénticos. La denominación que utilizan las compañías para marcar la diferencia de otras, de cara a gestionar trámites administrativos, jurídicos y formales.

De Qué Manera Solicitar La Denominación O Razón Social De Una Compañía

En este caso nuestra empresa se llamaría La Chocolatería, S.L. Deben figurar al final de la denominación popular de nuestra compañía. Por poner un ejemplo si tuviésemos una compañía cuyo nombre jurídico deseamos que sea La Chocolatería, en caso de ser una S.A. Como ahora hemos indicado, la denominación o razón social es el nombre o denominación oficial de una compañía. Por consiguiente, hablamos de la manera de denominar a la persona jurídica que la identifica de forma exclusiva y también indudable. En cambio, la denominación social se frecuenta usar en las sociedades anónimas y limitadas, de manera que se incluye al final las iniciales S.A.

En este caso el nombre jurídico ha de terminar con la abreviatura Spa. En el momento en que utilizamos este término lo hacemos para referirnos al nombre con el que se identifica a nuestra compañía a nivel jurídico. Por tanto debe de quedar reflejado en el archivo a través del cual se constituye la compañía. Por consiguiente, el Nombre Comercial distingue a la empresa que fabrica o comercializa los productos, el que, se registra en la Oficina Española de Registro de Patentes, y, es el que emplear en las actividades empresariales. En contraste a la Razón Social, la Denominación Comercial es el grupo de signos o letras que identifican a una organización en sus operaciones mercantiles, además, servirá para identificarla frente otras compañías que realizan exactamente las mismas actividades.

La Denominación O Razón Social En Tu Facturación

Tendrás la tranquilidad y seguridad que necesitas, para sacarle el máximo desempeño a tu negocio. Otorga un cierto nivel de seguridad en relación a la legalidad de la compañía y su existencia conforme a derecho, ya que para el registro de una empresa se establecen una serie de trámites estrictos para su concesión. Por mediación del notario autorizante de la escritura de constitución de la sociedad. Nuestro Notario cursa la petición utilizando la plataforma e-notario del Consejo General del Notariado. De ahí, que cuando hablamos a Razón social es el nombre que le damos a una organización o empresa en el momento de su fundación, y, que la distinguirá del resto de empresas. Sirve para medir como los individuos interaccionan con nuestra página.

Área Comercial

Utilizada por Google+ AdSense para experimentar con la eficacia promocional mediante las webs usando sus servicios. Usada para admitir el navegador del visitante en su reentrada en la página web. O sea bueno para la página web con el objeto de llevar a cabo reportes válidos sobre el uso de su página web .

Sufijos De La Razón Social Según La Sociedad Mercantil

Es el nombre que le damos a la persona jurídica que es la entidad en el instante de constituirla y que se utiliza para identificarla de forma inequívoca. No posee por qué coincidir con el nombre comercial de la compañía o con la marca o marcas que comercializa (como veremos más adelante). Dotar de razón social a una empresa es obligatorio y el paso inicial para montar una compañía. Vamos a deber de darle un nombre con el que nos identifiquen a nivel jurídico. A este nombre, además, se le asigna un Número de Identificación Fiscal o NIF como compañía o persona jurídica.