Tarta De Queso Y Chocolate Blanco Sin Horno Facilisimo

Sí, no deja de ser como un souffle. Por lo menos de gusto seguro que estaba buena, no? La próxima vez déjala enfriar en el horno a fin de que no baje.

Hay ocasiones en las que necesitamos una tarta bonita y fácil de elaborar, por ejemplo, como postre para una comida con la familia o amigos, para una celebración especial o tal vez para un regalo. Esta receta es ideal para esta ocasiones, en tanto que su elaboración es sencilla y el resultado es delicioso. Esta tarta de queso y chocolate blanco tiene una base de galletas trituradas y mantequilla y el relleno está elaborado con queso crema, chocolate blanco, leche evaporada, vainilla, gelatina neutra y fresas. Tan sólo necesita unas horas en el frigorífico para tener la textura perfecta y ahora va a estar lista para gozar. Esta tarta sin horno es una versión del cheesecake de chocolate blanco del blog Xabi Likes Chocolate. En cuanto la vimos nos apeteció, con lo que nos hayamos puesto manos a la obra para realizar la nuestra propia.

Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios. Almacena mi nombre, correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Para esta segunda receta, sí que necesitarás emplear el horno, aunque vas a poder hacerla en un menor tiempo que la previo, con lo que resulta idónea para esos instantes en que no cuentas con bastante tiempo. En el momento en que ahora este completamente cuajada cubriremos con mermelada de moras y desmoldamos.

tarta de queso y chocolate blanco sin horno facilisimo

Por la foto se ve una «pinturita. Se ve deliciosas y fáciles, y con solo pocos ingredientes, gracias por enseñarme yo no sabia. Con el horno antes caliente a 180º C. Ponemos en el horno la tarta durante 45 minutos en la parte central temperatura arriba y abajo.

Ingredientes De La Base Para La Tarta De Queso Con Chocolate Sin Horno:

En un cazo verteremos las fresas con el zumo de un limón. Vamos a dejar cocer a fuego medio unos 20/30 minutos una vez transcurrido este tiempo le tiraremos el azúcar y volveremos a poner a fuego un tanto mucho más alto unos 40 minutos. Si bien os parezca muy aguada al principio según va reduciendo en el momento en que la mermelada se enfría tiene una consistencia mas espesa. Colocar la masa construída con las galletas y la mantequilla en la base del molde, cubriendo toda la base de manera homogénea. La gelatina en este caso se diluye sola por el calor.

tarta de queso y chocolate blanco sin horno facilisimo

Para preparar la base de la tarta, debemos triturar muy bien las galletas. Tenemos la posibilidad de hacerlo utilizando el robot de cocina o la batidora de vaso , yo he utilizado esta última. He partido las galletas en trozos y las he puesto en el vaso, hasta que quedaron completamente pulverizadas.

Preparación Tarta De Queso Y Chocolate Blanco Sin Horno:

Hola, Irma, en la parte final de la receta en Mis recomendaciones, puedes observar que indico, que si no puedes hallar leche evaporada, la puedes remplazar por 200 ml de leche habitual y 50 ml de leche condensada. Puedes evaluar a realizar esta tarta tanto con chocolate blanco, como con chocolate con leche, las dos opciones son exquisitas. Batimos un poco el queso crema hasta suavizarlo, esto lo tenemos la posibilidad de hacer con un batidor manual y ahora le agregamos la leche evaporada y la esencia de vainilla, lo guardamos en la nevera. Para esta tarta, he empleado un molde desmontable de 20 cms. Antes de comenzar, cubrimos la base la base con film plástico o papel de hornear. Una exquisita mermelada artesanal llevada a cabo por nosotros para acompañar a la estupenda tarta de queso.

Apartamos del fuego y dejamos templar un poco. A continuación, comenzamos a agregarle poco a poco al chocolate, nuestra mezcla de queso crema y lo vamos mezclando muy bien, con movimientos envolventes, hasta el momento en que se integren con perfección. La tarta de chocolate blanco y yogur de hoy no lleva queso, pero podrías echárselo sin problema. Puedes canjear ingredientes como más te guste, siempre teniendo en cuenta el volumen de líquido total para añadirle el coagulante, en un caso así, la cuajada. Para los mucho más golosos, esta es una simple y exquisita receta para elaborar una tarta de queso y chocolate blanco sin necesidad de emplear el horno.

Tarta De Queso Y Chocolate Blanco

Al momento de añadir las láminas al chocolate caliente, sencillamente las escurres bien y las mezclas hasta que se fundan. Si no tienes leche evaporada la puedes reemplazar por 200 mililitros de leche normal y 50 gramos de leche condensada. Sacamos el molde de el frigorífico, agregamos medio relleno y lo cubrimos con una capa de fresas en láminas. Ahora ponemos el resto del relleno, cubrimos el molde con film plástico y lo llevamos a la nevera como mínimo tres horas, aunque lo idóneo sería dejarlo algunas horas mucho más a fin de que tenga la rigidez especial. Ahora derretimos la mantequilla, en el microondas, y la añadimos a las galletas pulverizadas y mezclamos hasta hallar que queden bien integradas.

Tarta De Queso Fría

Este dato es esencial a fin de que os quede como hemos preparado en casa, si el molde es mucho más grande se va a quedar más baja, no va a subir igual. Recordad que es como un souflee. Colocamos el molde en una fuente con 3 dedos de agua para hacerla al baño María. Como cocinaremos esta tarta a baño maría en el horno. La forramos, a mayores, con papel de aluminio, así estamos seguros que no entre agua a lo largo del horneado.

Si tienes cualquier duda sobre esta receta o si deseas contarme algo, puedes escribirme. Debajo de la receta hallarás la sección de comentarios, voy a estar encantada de contestar a tus inquietudes. En dependencia del fruto con el que hayáis elaborado la mermelada o elegido para la cobertura de la tarta podéis personalizar la superficie con unas fresas sustanciosas. Unas frambuesas minimalistas o mismamente unas hojitas de menta verde aromatizaran de forma muy refrescante nuestra tarta. Comenzamos por la base, seguiremos con el relleno para la tarta y vamos a seguir con la cobertura de mermelada que podrá ser casera o de bote.